Not sure what program is right for you? Click Here
CIEE

© 2011. All Rights Reserved.

Study Abroad in

Back to Program Back to Blog Home

« Spring 2013 Photo Essays | Main | Chinola: From a New Juice to A New Outlook »

03/26/2013

El Poder de la Vergüenza

Creo que la conversación más constructiva que se puede tener después de leer “To Hell with Good Intentions” es una conversación sobre el poder y el privilegio.  En mi opinión, el problema más grande que tiene Illich con voluntarios extranjeros es que ellos no tienen la experiencia de vida para entender cómo viven los que tratan de “ayudar.” Su creencia muy fuerte es que los programas no son productivos porque las personas de clases altas no pueden entender  las luchas de las personas de clases bajas; entonces él crea que es ofensiva y paternalista si ellos tratan de ayudar, porque siempre van a forzar sus puntos de vista e ideales en los otros que quieren ayudar.

 Uno de mis discursos favoritos es un “TED Talk” se llama “Listening to Shame” por Brené Brown. Una línea muy fuerte en el discurso es la siguiente: “We heard the most compelling call ever to have a conversation in this country, and I think globally, around race …Cannot have that conversation without shame, because you cannot talk about race without talking about privilege. And when people start talking about privilege, they get paralyzed by shame.” Cuando yo leía el artículo por Illich, pensaba mucho en esta cita, y el privilegio.

 Algo que he tenido que enfrontar durante mi tiempo en este programa ha sido mi privilegio personal. En relación a muchas de las personas que he encontrado mientras trabajando en mi comunidad, tengo muchos privilegios. Soy americano (que simboliza que yo estoy privilegiado en mucho del mundo), estudio en una universidad privada en los estados unidos, y tengo muchas oportunidades que las personas de Los Pérez o Los Platanitos no tendrán en sus vidas.

 He luchado mucho con sentimientos de vergüenza sobre mi privilegio, pero me he cuenta  que tengo dos opciones: a sentirme mal por mi vergüenza y quedarme en una posición de complacencia, o reconocer que estoy privilegiado y trabajar juntos con los que tienen y los que no tienen para buscar un tema de interés mutuo con el objetivo de entendimiento mutuo.  No tengo las soluciones para resolver los problemas del mundo y reconozco que yo no puedo “cambiar el mundo.” Las  ideas que yo tengo sobre el mundo son de mi mente personal, pero esto no significa que mis ideas son correctas o que pueden funcionar en las vidas de otros.

 No estoy de acuerdo con los sentimientos de Illich porque él está haciendo suposiciones sobre los americanos y los extranjeros en general, y creo que es la falla fundamental de su argumento. Él asume que todos los americanos son ignorantes, o que crean que sus ideas son los mejores en el mundo, pero esta suposición no es cierta. Cada persona es diferente, y esta aplica a personas ricas y personas pobres. En la misma manera que no es justo para hacer suposiciones sobre los pobres, también no es justo para hacer suposiciones sobre los ricos o los que tienen privilegios. La vida es llena de luchas, si eres rico o pobre, pero también es lleno de éxitos y felicidades. Por esa razón, programas de intercambio no son malos, porque dan la oportunidad a la gente a compartir y entender los experiencias de otros en una manera más profunda. Creo que los ricos a veces tienen una idea sobre los pobres que no es la realidad porque no han tenido la oportunidad a compartir y aprender de los pobres, y visa versa. Ellos no podrían esa oportunidad si no hay programas de intercambio para facilitar estas relaciones y si los extranjeros están avergonzados cuando tratan de participar, ayudar, y últimamente, entender.  

Todos los días, tengo la oportunidad a romper estereotípicos sobre los americanos, y también cuestionar mi propia forma de pensar sobre el mundo. No estoy aquí en este país para cambiar las mentes de las personas que viven aquí o cambiar la manera en que funcionan, porque es una tarea imposible. No sé exactamente cuáles fueron las condiciones políticas o sociales durante la época en que Illich leyó “To Hell With Good Intentions,”pero creo que es de una época diferente y en contexto diferente. Esos días, vivimos en un mundo que es más conectado de otra época en historia a causa de globalización. A consecuencia, creo que es de gran importancia a tratar de conectar con personas en otras situaciones en el mundo en un nivel comunitario, y no rechazar la oportunidad a aprender y compartir a través del servicio.

Quizás mi argumento es demasiado simplista o idealista, pero creo que los estereotipos que existen en el mundo y los sentimientos de nacionalismo sólo sirven a dividir el mundo. No podemos ignorar que el privilegio existe, pero tampoco no podemos permitirlo a paralizarnos. Quizás Illich, un extranjero en su mismo, necesitaba confrontar su propia vergüenza de privilegio e ignorancia antes de hablar de la ignorancia y el privilegio de otros.   

Para ver el 'Ted Talk:'  Listening to Shame

-Tom Baker

Clark University

Comments

Feed You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Verify your Comment

Previewing your Comment

This is only a preview. Your comment has not yet been posted.

Working...
Your comment could not be posted. Error type:
Your comment has been posted. Post another comment

The letters and numbers you entered did not match the image. Please try again.

As a final step before posting your comment, enter the letters and numbers you see in the image below. This prevents automated programs from posting comments.

Having trouble reading this image? View an alternate.

Working...

Post a comment